El impulso y fortalecimiento de las actividades científicas, tecnológicas y de innovación han contado desde hace 28 años con el apoyo de la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología del estado Mérida (Fundacite Mérida), la cual representa actualmente a la Unidad Territorial del Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, teniendo la responsabilidad de ejecutar y contribuir con el cumplimiento de políticas nacionales, que en estas materias impulsa el Gobierno Bolivariano.

Con motivo de su vigésimo octavo aniversario, se realizaron actividades especiales, recreativas y para el reconocimiento del personal con más años de servicio en la institución, oportunidad propicia para que su directora ejecutiva, Nathaly Mora, felicitara a todos quienes allí trabajan e hiciera un llamado a continuar y profundizar sus buenas labores como servidores públicos. Así, recordando palabras de Hugo Chávez en el año 2012 citó: “En tiempos de transformación, es necesario que los funcionarios de la administración pública, se conviertan en servidores ante todo… hacer revolución es transformar conciencias, derribar viejas prácticas de vicios, interesarse en la formación y atreverse a crear y construir”.

La ocasión fue propicia para recordar que proyectos de gran envergadura en el estado han tenido su origen en iniciativas desarrolladas desde Fundacite Mérida, entre ellas el Museo de Ciencia y Tecnología, la Academia de Mérida, la Red Teleinformática del estado Mérida, el Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Tecnologías Libres (CENDITEL) y la Zona Libre Cultural, Científica y Tecnológica. Todas de reconocida trayectoria en la entidad y en el ámbito nacional, ejecutadas exitosamente bajo la guía de sus autoridades y con el incondicional apoyo de todo su talento humano. (Prensa Unidad Territorial MPPEUCT Mérida. Milagros Torres Q) 07- 08 -2017. Fotos: José Luis Dávila.

Visita la galería fotográfica del 28º Aniversario

Unidad Territorial del MPPEUCT - FUNDACITE Mérida
Adelanta planes y proyectos en los que las comunidades son partícipes y principales protagonistas y beneficiarias del hecho científico y tecnológico, al tiempo que hace esfuerzos por favorecer la apropiación social de la ciencia y la tecnología e incentivar los procesos de investigación y excelencia en la producción del conocimiento.